Libro de la semana. Fútbol B, de Jacinto Ela Eyene.

Lo que me habría gustado saber cuando era futbolista, y nadie me contó. Es el subtítulo de este documento, escrito por el declarado mejor del mundo con 14 años, más que interesante. Miles de personas en el mundo se acuestan y se levantan con la ilusión de llegar, de ser profesional del fútbol. Muy pocos lo consiguen, pero la legión de aspirantes no cesa de aumentar. Día a día, hora a hora. Ilusiones truncadas por miles de circunstancias del destino, de centenares de decisiones propias y ajenas, por una lesión, por una golpe de la fortuna, del destino dirán después.

Quizás sea una bofetada de realidad su lectura, especialmente para los que vuelcan toda su esperanza en la carrera de jóvenes promesas, pero es tan real como la vida misma. Es una historia tan frecuente que se podría decir que la biografía de Jacinto, es «normal». Siendo buena no llegó a extraordinaria. Siendo como era un jugador brillante, de decisiones rápidas con piernas rápidas, con cabeza más veloz aún para decidir y con frecuencia, hacerlo bien. Siendo como era un jugador de buen nivel, muy serio en su trabajo y sin graves déficits, no llegó. Estuvo cerca, pero no llegó. Lesión grave, decisiones precipitadas quizás, etc…  ¿Es lo peor que le puede pasar a una persona?, sin duda, la respuesta en no. No es lo peor, ni mucho menos. Jacinto es hoy un tipo alegre, con una familia fantástica, con un hijo que lo adora y con cientos de personas que le siguen en las redes, porque lo que dice (aunque yo comparto una parte tan sólo de sus posiciones), siempre es de actualidad; sobre fútbol y sobro todo lo demás. Jacinto es una persona que hace lo que le gusta, que tiene un espíritu libre y al que es un privilegio conocer (y tratar menos de lo que me gustaría). Quizás con el desconfinamiento…

Puedes seguirle en @malabona, que es su cuenta de Twitter.